martes, 25 de enero de 2011

Oscar de la Renta en contra del vestido de Michelle Obama

Oscar de la Renta viene a subrayar que el aspecto, la apariencia, la buena presencia, el porte son sólo una parte de nuestra imagen personal. 
Vestir inteligentemente añade valor a la persona, ya que el vestuario adecuado genera confianza e indica que quien lo lleva sabe.
Para tener buena imagen personal, profesional o, como en este caso, institucional es necesario tener en cuenta un conjunto de premisas inseparables:

  • Qué tipo de acto, evento, reunión, actividad es el que requiere nuestra presencia, es de caracter privado, público, social, institucional, académico, político, litúrgico, etc.
  • Quién convoca, quienes asistirán, cuál es el rol que uno deberá desempeñar, anfitrión, invitado, protagonista, acompañante, etc. Aquí voy a citar al diplomático español José Antonio de Urbina, reconocido experto en protocolo, que pone énfasis en el mensaje que transmitimos mediante nuestra presencia, en aquello que las personas "ven, oyen, sienten y piensan al vernos y oírnos".
  • Dónde tendrá lugar el acto desde el punto de vista físico y geográfico.
  • Cuándo se realizará, hora del día, estación el año.
Si tomanos en cuenta estas 4 premisas podemos afirmar que desde el punto de vista estético, Michelle Obama estaba impecable y favorecida como pocas veces nos tiene acostumbrados a verla.

El vestido de organza de seda estampada rojo "buena suerte" de Alexander McQuinn, diseñado por la británica Sarah Burton, esculpía su figura perfeccionando su silueta trapezoidal original.

Sin embargo, tratándose de una anfitriona institucional, que agasaja a unos huéspedes del mismo rango y cuyo principal motivo de encuentro es el intercambio económico, su elección ha sido desacertada y coincido con la sentencia del diseñador dominicano.

Acaso ¿os imagináis a Isabel II vestida de Prada, a Carla Bruni llevando un Carolina Herrera, o Antonella Versace de Gucci?
Y en un entorno más cotidiano, ¿una dependienta de Zara visitiendo de Mango o Desigual en su jornada laboral?

En mi opinión, el elegido no debió ser otro que el texano Mr.Tom Ford, un artista sofisticado especialista en vestir a mujeres con caracter.

Me gustaría conocer vuestra opinión ¿quién créeis que debió vestir a la primera dama?

Podéis leer la noticia  completa en:  FashionMag.com España - Oscar de la Renta, en contra del vestido de Michelle Obama

martes, 18 de enero de 2011

¡Presta atención a los pantalones!


Cuando llegue el próximo Otoño/Invierno 2011, GUCCI MEN ofrecerá un patronaje renovado en sus pantalones, en línea con lo que hemos estado viendo en la mayoría de los desfiles, durante esta Semana de la Moda de Milán.

Algo más amplios, con la cintura ajustada y el tiro un poco más suelto sin llegar a ser amplio o caído.

Aunque la verdadera diferencia viene marcada por la silueta de las piernas: recta en los muslos y ampliándose suavemente hasta llegar al bajo dibujando una ligera campana. 


Un guiño a los años 70 en toda regla.




Otros detalles de tendencia son las solapas picadas y los cuellos en piel de astracán, borrego y similares.

sábado, 15 de enero de 2011

Networking con Visual Thinking


Networking es un nuevo enfoque en la forma de hacer negocios que consiste en la generación de una red de contactos estratégica, la participación y la cooperación entre sus miembros, tanto de manera virtual como presencial.

Hace pocos días tuve la oportunidad de participar en Barcelona en una sesión del Café Networking sectorial organizada por Acc1ó y la comunidad Tèxtil, Confecció i Moda de l'Anella.
Además de intercambiar tarjetas y presentar nuestras empresas, surgieron conversaciones encaminadas a abrir colaboraciones que se reflejaron en un mapa visual.


Los expertos en Pensamiento Visual captaron gráficamente los contactos e ilustraron, de manera resumida, la actividad principal de las empresas y profesionales.
Este componente diferenciador nos anima a dar continuidad a la sesión y a seguir explorando las compatibilidades y vínculos de colaboración entre los participantes más allá del encuentro.




jueves, 6 de enero de 2011

Regalo de Reyes: 3 palabras mágicas

El Año Nuevo es una oportunidad para volver a empezar y suele llegar acompañado de alguna que otra reflexión y buenos propósitos para ir cumpliendo a medida que pasan las semanas. 

Sean cuales fueren los sueños y metas que te propongas, ¿has incluido tu imagen personal en esos planes? Si no es así ¿porqué no?

Para atraer el éxito en cualquier campo hay que prestar atención al mensaje que estás enviando, y el primero de ellos está en tu presencia.

Tu vestuario es una herramienta de comunicación. Antes de conseguir la oportunidad de entrar en contacto con alguien y demostrar tus competencias, ya le has comunicado el poderoso mensaje que transmite tu aspecto.

Mientras te preparas para los retos del nuevo año, te regalo estas 3 palabras para que te ayuden a atraer más de lo que quieres en tu vida. Úsalas como si fueran un mantra.

REDEFINIR
Obsérvate con una mirada fresca y sin criticarte.
Aprovecha la oportunidad para redefinir cómo te ayudará tu aspecto en tu búsqueda de lo que quieres. Redefine tu imagen personal para que sea un reflejo auténtico tí mism@ (mente-cuerpo-espíritu).

RESOLVER
Toma decisiones y actúa dando un primer paso hacia lo que deseas conseguir.
Puedes empezar con tu armario, piensa en tu imagen y renueva la forma en que llevas la ropa. Retira las prendas que no te sientan bien y crea espacio para las nuevas y más favorecedoras.

RENOVAR
Renueva el compromiso contigo mism@ para cuidarte más y mejor.
Adopta mejores hábitos y aprende a decir “no” a lo que te perjudica. Eso puede significar dormir más, comer mejor, dejar el tabaco, programar algo de tiempo para alguna actividad física, jugar con los niños, irte de vacaciones por horas…
Cuidarte más es clave dentro de tu estrategia para acercarte al éxito.

Y recuerda que no es necesario ser Miss o Mister Belleza, lo imprescindible es que seas la MEJOR VERSIÓN de ti mism@.