domingo, 13 de febrero de 2011

5 errores que arruinan la imagen masculina

Nuestra imagen personal habla ininterrumpidamente. 
A través de ella expresamos si nos tomamos en serio a nosotros mismos, indica nuestro nivel de profesionalidad, cultura y (buena) educación.
Si un hombre desea tener éxito en un ambiente profesional, debe aprender a vestirse correctamente según sus códigos y protocolo específico.
Los 5 errores de imagen cometidos por los hombres con mayor frecuencia son:




1. Descuidar el aseo personal
El aseo y cuidado diarios del cabello, la piel, las manos, el rasurado y vello facial, el perfume y el aliento tienen una importancia de primer grado en la imagen que ofrecemos a los demás. La falta de atención a estos aspectos tiene efectos muy negativos que cuesta borrar. 


2. Vestir una talla inadecuada
Tanto si las prendas son grandes y holgadas, o en el extremo opuesto, si son pequeñas y ceñidas darás una imagen general pobre, desalineada y enviarán un mensaje inconsistente.


3. Llevar joyería ostentosa 
El uso de piercings, anillos, cadenas, pulseras, pendientes y similares (tatoos) tiene un efecto contraproducente en el mundo laboral. Aunque la moda puede favorecer esta tendencia, lo más aconsejable es llevarlos en la vida privada y en ambientes que acojan su uso.


4. Usar la ropa sin planchar, deteriorada o mal cuidada
Sé que es una mala noticia, pero sí, hay que planchar la ropa.
Aquella frase de "la arruga es bella" ha quedado definitivamente sepultada en el siglo XX. ¿Y qué decir de esos jeans deshilachados, rotos y monísimos que cuestan una fortuna? Guárdalos para el fin de semana.


5. Llevar el calzado y los calcetines inadecuados
El calzado sucio, viejo o deteriorado es uno de los detalles que pasan menos desapercibidos en la imagen general de una persona. Los colores también juegan un papel importante si contrastan con el resto del conjunto y por supuesto, los inseparables calcetines dan la nota final. Hay que prestarles la atención que se merecen.



El impacto positivo de tener una imagen cuidada excede el ámbito de lo profesional para convertirse en seña de identidad y atractivo personal.



Durante una Auditoría de Imagen Personalizada descubrirás cómo comunicar eficazmente sin palabras y encontrarás soluciones para adaptar tu mensaje al ambiente profesional, ejecutivo o informal.